Históricamente el uso de láminas de madera se remonta a la época de los egipcios. La primera máquina foliadora data de 1800 en Norteamérica y posteriormente en 1901 en Europa.
Las chapas son el resultado de un proceso que maximiza el aprovechamiento de la madera tanto en cantidad y decoración.
Las chapa generalmente se fabrican en espesor entre 0,4 a 0,7 mm. Dependiendo de la sección del árbol se obtienen variedades de chapas (lupa, tocón, horcadura y de tronco) siendo por lejos las mas industrializada la de tronco.
Las chapas se dividen en dos grupos según la cara de la basa donde se ejecutó el corte: radial (cuarteado) y tangencial (floreado). También en una misma lámina se puede ver ambas variantes (corte mixto).

CHAPAS / ESPECIES

.